domingo, 9 de noviembre de 2008

Cuentos cortos.

Hola.
Para cambiar la dinámica de este blog, aquí les regalo unos cuentos cortos, sobre una Chica boy scoutt. Es ligéramente erótica, sobre bondage (ya ven que casi no me gusta).

Advierto que puede ser grueso para algunos. Quería que fuera tira dibujada... pero me dió tiempo. Mientras, léanla así.

Sale.

Una jovencita boy scout, de uniforme verde, ajustado, de calcetas largas amarillas enfundadas en sus largas piernas, y de trenzas de su pelo rojo, va con una caja de galletas en la calle, a venderlas.
Toca la puerta, se abre y dice:

- Hola, ¿no me quiere comprar galletas?

Y varias manos la meten al lugar, cierran la puerta. Arriba de ésta, se ve un letrero: "Convención anual de secuestradores profesionales".

Poco después, de la puerta trasera del lugar, la chica sale atada de tobillos, rodillas (arriba y abajo) y muslos, con las manos en la espalda hechas con un nudo "scout" y una cuerda gruesa que le aprisona los brazos, mientras que está amordazada con su propio pañuelo. Ella salta de brinquito en brinquito alejándose del lugar.

Después de salir de una tienda de cuchillos, terminándose de desatar, va por su caja de galletas, y va hacia otra puerta, toca el timbre, se abre dicha puerta y dice:

- Hola, ¿no me quiere comprar galletas?

Entonces, se abre un pozo en sus piés, y cae en una trampa.
Arriba de la puerta hay un letrero que dice:"Asociación de brujas sacrifica- virgenes en honor a la tradición".

Minutos después, por la ventana de la casona sale la chica rodando en una especie de círculo que en la que está estirada atada en "x" de pies y manos, y y gira y gira sin detenerse. Ella choca con una toma de agua que rompe saliendo un chorro de agua, que cae a las brujas que salen con un cuchillo de sacrifício, y que se derriten (igualitas a las del Mago de Oz).

Saliendo ya libre de una hohalateria, la chica se maquilla, sonrie, y va con su caja de galletas a una puerta, toca, y dice:- Hola, ¿no me quiere comprar galletas?

Y obtiene como respuesta cerca de 10 pistolas que la encañonan. Ella levanta las manos, le meten un cañón en la boca, y la meten a la casa. Se escucha una voz que dice "sabe demasiado". Cierran la puerta. Afuera de la casa hay varias camionetas que dicen "Mafia organizada. Usted nunca nos vió".

Minutos después, salen los mafiosos apretándose el cuello y muriendo en el suelo giminedo "¡las galletas estaban envenenadassss". Y la chica sale, esposada con manso a la espalda, amordazada con un gran tapón de corcho, y saltando ya que tiene en los pies una tina de cemento. Y de saltito en saltito, huye, agtadeciendo que sin querer se trajo las galletas con cianuro para bromas.

En lo que se aleja, piensa en el dia que espera llegue, pueda vender por fín una caja de galletas.

FIN.Del Capítulo 1

2 comentarios:

oenlao dijo...

q lea los carteles antes.

the mother of invention dijo...

Este cuento esta rifado, sigue sacando mas de este estilo y por cierto que espero la recopilacion del monito para la mole.